La autoestima

 

 

 

Hace unos días recibí la visita de un amado amigo en mi oficina. Llegó cerca de la hora de irme y la visita se extendió por un par de horas porque de un momento a otro comenzamos a hablar sobre ese amor propio, esa forma como nos vemos a nosotros mismos: “la Autoestima” y como ésta incide positiva o negativamente en cada paso que damos.

Me quedé estos días pensando en la enorme importancia que tiene un hecho al cual a veces dejamos de lado: “amarnos”

¿Cómo nos evaluamos a nosotros mismos?

En un momento de mi vida cuando era pequeña, antes de cumplir mis 13 años era una niña gordita, y si, creo que en algunos episodios de mi infancia pude haberme sentido insegura, por mi cuerpo, porque no me sentía conforme, pero honestamente nunca perdí mi autoestima y creo que en eso mis padres tuvieron MUCHO que ver  o mejor dicho, a ellos les debo TODO.

Me guiaron para ir a un médico para cambiar mi cuerpo y llevarlo al peso que quería y lo logré. En mi canal Youtube hay un video completo, con fotos donde les cuento toda la historia, pero en todo caso quise compartir con ustedes la IMPORTANCIA en mayúscula que nosotros como padres tenemos para reforzar la autoestima de nuestros hijos con tan solo repetir incansablemente frases como estas y actuar acorde a lo expresado:

  • Tú puedes
  • Eres único
  • Yo creo en tí
  • Nadie es perfecto.
  • Tú puedes trabajar para cambiar lo que te incomoda….
  • “Te amo, eres lo más importante de mi vida” … harán que desde pequeños nuestros hijos sientan que son amados y seguros.

Yo tuve la suerte de sentirme profundamente amada y creo que a ello le debo la fortuna de quererme…. Pero la vida NO es perfecta y se que muchas personas no tuvieron la misma experiencia cuando niños. A ellos les quiero hablar hoy.

Nada ni nadie tiene el derecho de quitarte tu oportunidad para ser feliz… has nacido para eso.

  • Deja de ser perfeccionista, nadie es perfecto.
  • Deja de pensar en lo que NO tienes y enfócate en lo que realmente tienes, por pequeño que sea. Empieza a contar tus bendiciones, desde la alegría de poder caminar.
  • Aplaude tus éxitos!
  • Olvídate de “las culpas” , no valen de nada y no sirven para nada…
  • Aprende a decir NO!!!! A veces toca.
  • Valora cada espacio de tu cuerpo.
  • Se responsable de tus hechos. Asume tus metidas de pata. El papel de “víctima” hace que los demás se alejen de nosotros y nos convierte en nubes grises que nadie quiere tener al lado y por último
  • No te compares con nadie ERES IMPERFECTO PERO ÚNICO!

Cuando te amas valoras tu vida, tu tiempo, tu espacio.

Cuando te amas a ti mismo, invitas a los demás a amarte de igual forma.

Cuando te amas a ti, los demás te valoran pero tú también eres capaz de valorar a los demás.

Es tan sencillo. Es la sonrisa que regalas y que pronto te regresan… Es un “estilo de vida” que debemos todos asumir: amarnos.

Por último, la autoestima solo es beneficiosa, en su justa medida. Cuando entendemos que tenemos derechos y responsabilidades, cuando aceptamos nuestros defectos y limitaciones con humildad. De lo contrario, el exceso de “autoestima” nos podría llevar a ser personas egoístas e intolerantes! Cuidado con eso!

Les dejo esta cita que me encanta:

“ Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”

Eleanor Roosevelt